miércoles, 27 de junio de 2012

La Serra de Tramuntana cumple un año como Patrimonio de la Humanidad


La Sierra de Tamuntana cumple hoy, 27 de Junio, el primer año como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Desde aquí le dedico un pequeño homenaje a ese pedacito de belleza paisajística que tenemos en Mallorca.
Aquí más inforrmación  http://whc.unesco.org/en/decisions/4305

sábado, 7 de abril de 2012

Volteando el Puig Major

Pocos metros antes de llegar al Coll dels Reis (723m), donde comienza el descenso de la carretera de la Calobra, se halla el Peu del Funicular. Se llama así a una pequeña explanada, debido a un proyecto del ingeniero Antonio Parietti Coll, constructor de la carretera de la Calobra y la de Formentor, que fue presentado en 1934. De aquella explanada debía partir un teleférico que uniera ese punto de la carretera con la cima del Puig Major, montaña más alta de la isla de Mallorca con 1445 metros de altitud. Por aquel entonces se contempló la contrucción de un objetivo astronómico, instalaciones deportivas de nieve y un rstaurante en la cumbre. El ambicioso proyecto nunca se llevó a cabo y desde principios de los 60, a consecuencia de un tratado entre el Gobierno de Franco y los Estados Unidos, se encuentra una base militar de radares en la cima del Puig Major.
De la explanada del Funicular parte un sendero empinado y pedregoso. El aire es limpio y puro, se oyen las cabras montañesas en las inmediaciones, alguna se deja ver, sorprendida de que nos adentremos en su territorio. El camino que asciende, rocoso y húmedo exige toda la atención para no tropezar o torcerse un tobillo, pero el esfuerzo es compensado al llegar al punto más alto del sendero, desde donde ya divisamos el mar y los acantilados de la costa noreste de la isla. A partir de ahí el paisaje no deja de ser un regalo para vista.
El recorrido dura unas dos horas y media aproximadamente durante las cuales accedemos a la cara más escondida del Puig Major, donde se conservaban hace unos días aún las últimas nieves del invierno. La riqueza paisajística de la Sierra de Tramuntana no se describe fácilmente con palabras, sino que hay que verla. Bajo la luz mediterránea une la naturaleza vegetación, mar y montañas con un esplendor de formas y colores sorprendente. La Sierra de Tramuntana fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en Junio de 2011.





Se vislumbran las curvas de la carretera de la Calobra


Aquí se ocultan las últimas nieves que se resisten a desaparecer


La cima del Puig Major vista desde el monumento de la cruz.

jueves, 15 de marzo de 2012

Las torres de enfilación vistas por Joan Forteza, fotógrafo

En el norte de la isla, desde la Playa de Muro hasta la Colonia de Sant Pere, se pueden ver unas misteriosas torres en forma de obelisco. Es el único lugar de la isla de Mallorca donde se pueden encontrar este tipo de construcciones. Se llaman torres de enfilación y fueron construidas durante la guerra civil y los años posteriores.
El fotógrafo mallorquín Joan Forteza ha fotografiado todas y cada una de ellas dándoles una nueva dimensión y descubriéndonos un sentido artístico de estas arquitecturas que hoy por hoy no tienen ningún uso. Algunas se encuentran bastante deterioradas e incluso hay que han desaparecido.





Estas torres servían originariamente para ejercicios militares submarinos del Polígono de Armas Submarinas que funcionó de 1941 hasta 1970. Los submarinos entrenaban maniobras de tiro por lanzamiento de torpedos navegando por el centro de la bahía. Consistía en encontrar la línea de posición obtenida mediante la superposición de las torres, sistema de enfilación.
Están situadas a lo largo de la Bahía de Alcudia de forma regular. Entre torre y torre hay una distancia de 1240 metros por parejas que distan 200 metros entre ellas. Originalmente estaban pintadas de blanco, numeradas y con marcas rojas a diferentes niveles para las prácticas de la marina. En estos momentos no tienen ninguna utilidad.


Desde el pasado día 9 de este mes de Marzo se puede ver la exposición de las torres de Joan Forteza en la galeria NUU de Inca.


martes, 3 de enero de 2012

Monumentos de Atenas en la noche

Que no se diga que estuve en Atenas y no he subido al blog las fotos de sus monumentos. Cierto es que si Atenas me agradó por el clima, por los naranjos que adornan las calles repletos de frutos en Diciembre, por el carácter de sus habitantes, por su gastronomía etc, lo que me más me gustó de todo es estar frente a los monumentos y yacimientos arqueológicos. La sensación es indescriptible, diría, que las palabras no son suficientes, no bastan para describir la sensación de abstracción total. casi como religiosa que te invade en ese momento.

El mundo que conocemos como real desaparece, se difumina en la atmósfera del museo de la Acrópolis.

Las estatuas mantienen un entretenido diálogo mientras la noche va cayendo tras las luminosas cristaleras que envuelven el museo.

En la calle la luna llena se alza sobre la Puerta del Ágora Romana

Las piedras alzan su voz a través de los siglos. En los aledaños de la Acrópolis te sorprenden contimuamente auténticas joyas arquitectónicas.

Un halo mágico envuelve la quietud de las piedras en la noche.

De noche no se pueden visitar ni la Acrópolis, ni se puede pasear entre las columnas del Ágora Romano...es una pena que no me pudiera acercar más para fotografiar con más detalle y desde otros ángulos.

sábado, 24 de diciembre de 2011

Felices Fiestas

La melodiosa voz de Nana Mouskouri interpretando un precioso villancico alemán.

FELIZ NAVIDAD Y FELIZ 2012
MOLTS D´ANYS



jueves, 22 de diciembre de 2011

El metro de Atenas

El metro de Atenas está lleno de sorpresas. No solo porque no tienes que pasar el billete por la ranura para que se abra el acceso ya sea en forma de una barra o de las portezuelas como en el metro de Madrid. Pues en Atenas no...primero se compra el billete en la máquina expendedora, 1.40 € es el precio y sirve para ser empleado durante hora y media, pudiendo entrar y salir a voluntad durante ese espacio de tiempo. Después ese billete se valida metiéndolo por la ranura de unas maquinitas que están alineadas antes de acceder a las escaleras que van a los andenes. Pero no hay barreras, ni puertas, simplemente pasas. Desde luego la confianza en el civismo del usuario es extraordinaria a ojos de una madrileña. Supongo que si te cogen sin billete te ponen unas multas que te pelan. Pero vamos a lo que realmente me sorprendió aparte del método del billete y la limpieza y modernidad de las instalaciones. Lo que verdaderamente te atrapa es que en las estaciones se pueden encontrar restos arqueológicos encontrados durante las excavaciones y expuestos en vitrinas.

O fotos gigantescas de Melina Mercuri con el Partenón de fondo revindicando el retorno de los frisos que se llevó Lord Elgin en el siglo XIX de Grecia. Estos andenes están en la estación Acrópoli.


En esta foto, perteneciente a la estación de Sintagma, vemos las famosas maquinitas para validar los billetes y el acceso sin barreras físicas.


Y aquí hay una copia de algunas esculturas que se pueden ver en el Museo de la Acrópolis.


Vitrinas con hallazgos arqueológicos te hacen pensar que estás en un museo.


Y también se pueden ver copias de los frisos de Fidias. Sorprendente, como comentaba al principio del post.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Una vuelta por Atenas

Parlamento griego un sábado por la mañana

Plaza de Sintagma

Hace tiempo que tenía planeado este viaje, conocer Atenas, subir a la Acrópolis, hablar y oir hablar griego y sumarme a las gentes en sus calles sintiéndome parte de la población. Las imágenes que nos muestran en los noticiarios no resultan muy alentadoras con todas las manifestaciones, altercados callejeros y policía cargando sobre ciudadanos sublevados...Ahora sé que no hay que tenerlas muy en cuenta.
Cuando el avión se posó sobre suelo griego el sol se ponía en la tarde ateniense. Las montañas suaves que envuelven la ciudad y la puesta de sol tras ellas, los colores de la vegetación y del paisaje me inspiraron familiaridad. Ese aire mediterráneo que respiro aquí en Mallorca, también estaba presente allí.
Lo primero que hice fue acercarme a la Acrópolis iluminada y quedar extasiada ante la belleza del conjunto. Cenar en una terraza a los pies de la Acrópolis escuchando música griega es una experiencia innolvidable, como subir de mañana a ver de cerca el Partenón y a sacar fotos. Cada día de los que estuve allí merodeé por los alrededores de la Acrópolis a la caída de la noche...los barrios de Plaka y Monasteraki tienen tanta magia que no me podía despegar de ellos. Aún cierro los ojos y ante mí están los monumentos iluminados...sus columnas, las preciosas piedras, los pedazos de historia tan perfectos.
El pueblo griego me sorprendió sobremanera. En lugar de manifestaciones y pancartas de protesta la plaza Sintagma estaba llena de viandantes que paseaban apaciblemente entre una espléndida decoración navideña. La plaza estaba limpia al igual que el metro, no había papeles por el suelo a pesar de que había algunos repartidores de propaganda aquí y allá. Las terrazas de los cafés, con sus setas calefactoras, estaban plagadas de gente. Y esa gente no estaba triste y apesadumbrada como yo me temí, sino que eran amables y sonrientes. Cuando les decía que vengo de las Españas me preguntaban con curiosidad ¿Cómo lleváis la crisis por ahí? Había una gran afluencia de público en el sinfin de tiendas de la calle Ermou y una multitud de inmigrantes africanos ofreciendo bolsos sobre una manta, como por aquí, pensé. Los comerciantes se quejaban de que no se vende tanto como antes y de que han tenido que bajar los precios antes de la temporada de rebajas, como por aquí. Me chocó que el precio de los taxis fuera tan barato a pesar del denso tráfico, que no caótico, y de los atascos, y que los cafés con leche sean tan caros, el café con leche mondo y lirondo de aquí parece que no se ha instaurado aún y te sirven capuchinos...
La ciudad de Atenas es alegre, acogedora y bulliciosa, y el clima en diciembre fantástico para pasear bajo un cielo azul y soleado la mayor parte de los días. Recomendaría el viaje a cualquiera, aún a riesgo de una temida convocatoria de huelga de transportes que este fin de semana pasado no se llevó a cabo al final. El recepcionista del hotel bromeó diciendo: sabían que venía usted, por eso la han desconvocado.
Estos tres días que he pasado en Atenas me han sabido a muy poco, me han quedado muchos lugares por visitar, cosa que en el fondo no me pesa ya que me sirve de pretexto para volver espero que muy pronto.




Cambio de guardia a las 20.00 del viernes 9.12.2011

Plaza de Sintagma con decoración navideña